america.gov

Washington -- El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas autorizó el 24 de marzo que un investigador especial sobre Irán examine los informes de uso excesivo de la pena de muerte, ejecuciones por lapidación y trato inhumano de oponentes políticos.

"Estados Unidos y otros socios están seriamente preocupados por la situación en Irán, donde el respeto a los derechos humanos fundamentales ha empeorado drásticamente en años recientes", dijo la embajadora de Estados Unidos Eileen Chamberlain Donahoe durante el debate del consejo en Ginebra.

 

"Hoy hemos podido ver que el consejo responde al violador de derechos humanos crónico y despiadado que es Irán, y estamos muy complacidos con que esto haya sucedido", dijo Donahee más tarde.

 

Donahoe les dijo a los reporteros después de la reunión del consejo que la decisión representa un momento determinante para el Consejo de Derechos Humanos. "Es el primer nuevo mandato específico del Consejo de Derechos Humanos para un país desde la creación de este organismo en 2006, así que es un momento muy importante", dijo la embajadora.

 

El voto del consejo fue de 22 contra 7, con 14 abstenciones, a favor de la resolución propuesta por Suecia para designar un relator especial de derechos humanos para Irán.

 

En un informe al Consejo de Derechos Humanos, el secretario general de la ONU Ban Ki moon pidió el 14 de marzo al régimen de Irán "que garantice plenamente la libertad de expresión y asamblea y abra más espacio para abogados y activistas de derechos humanos".

 

Según ese informe, "La situación de derechos humanos en Irán ha sido marcada por una campaña de represión contra defensores de los derechos humanos, activistas de derechos de la mujer, periodistas y opositores al gobierno. Los mecanismos de derechos humanos de la ONU siguen planteando preocupaciones acerca de torturas, detenciones arbitrarias y juicios injustos".

 

"Hubo un aumento notable en la aplicación de la pena de muerte, incluso en casos de presos políticos, desde el principio del año 2011", dice el informe del secretario general.

 

El secretario mencionó también numerosos casos de amputaciones, palizas y las continuas sentencias de lapidar a muerte a hombres y mujeres por supuesto adulterio.

 

Donahoe dijo que sólo en situaciones extremas se utiliza un relator especial e Irán es una de éstas.

 

"Es una herramienta muy valiosa para el Consejo de Derechos Humanos. Y es probablemente la herramienta más importante que fue creada junto con el consejo", dijo.

 

Donahoe dijo también que el caso de Irán es como los de Corea del Norte y Birmania, países que cada año han sido objeto de resoluciones de derechos humanos en la Asamblea General.

 

"Esos otros dos casos también han tenido un relator especial en el consejo", dijo la funcionaria. "De manera que el hecho de que Irán no haya tenido hasta ahora un relator especial fue una clara omisión por parte del consejo que la acción de hoy ha rectificado".

 

Donahoe agregó que el informe independiente del investigador especial ayudará al Consejo de Derechos Humanos a abordar responsablemente los abusos graves de derechos humanos descritos por el informe del secretario general.

 

"Lo más importante a tener presente es que el establecimiento de este relator especial será de mucho valor por una variedad de razones independientemente de cómo reaccione el régimen iraní", dijo. "Es importante que la comunidad internacional se pronuncie ene enérgicamente para condenar las prácticas de derechos humanos en Irán, y eso hemos hecho nosotros hoy".

Redactor: Por Merle David Kellerhals Jr.