Por: Abogado Eduardo Lara Salazar


La Asamblea Nacional aprobó un instrumento normativo que se traduce en una herramienta poderosa para brindar atención en materia de salud valiéndose de algo que nunca le ha sido ajeno a este sector, como es el empleo de herramientas tecnológicas.

Se trata de la Ley de Telesalud (2015), que tiene por objeto establecer los principios, bases, lineamientos, control y regulación del funcionamiento de la llamada Red de Telesalud. Se traduce en una herramienta poderosa para brindar atención en materia de salud valiéndose de algo que nunca le ha sido ajeno a este sector, como es el empleo de herramientas tecnológicas.

TRATADO DE DERECHO MÉDICO
3ª edición

Rafael Aguiar-Guevara

Extractos de la Introducción

Desde el concepto básico del Derecho Médico y sus características evaluamos el génesis de la relación médico-paciente, su enfoque contemporáneo, su naturaleza jurídica como obligación contractual, para poder establecer los principios fundamentales de la responsabilidad legal (civil y penal) médica e institucional. (...)

Se define el Contrato de Asistencia Médica, con todas sus características, elementos y alcances, y el fundamento del Consentimiento Legítimamente Declarado (...)

Dedico gran parte de la obra a la consideración de los conceptos, tradicionales y modernos, doctrinas y jurisprudencia, nacional e internacional, en materia de la Culpa, en general, y la Culpa Médica en especial, con particular atención a las variantes doctrinarias: culpa anónima, res ipsa loquitor, la pérdida de oportunidad, daño desproporcionado, imputación objetiva, previsibilidad, etc. (...)

V Congreso Derecho MédicoHomenaje a Rafael Aguiar Guevara
Organizado por FUNDAEOE (www.fundaeoe.com)
Avalado por Universidad de Los Andes (ULA)

Centro de Convenciones Margarita Lagunamar, Margarita. Nueva Esparta
19 al 22 de marzo de 2013

Expositores y Temas:

Dr. Julio César Galán Cortés (España)
- Responsabilidad Civil de los Centros Sanitarios y de las Aseguradoras de Asistencia Sanitaria
Dr. Luis Alberto Kvitko (Argentina)
- Valoración médico legal del himen
- Peritación médico-legal en la praxis médica
Dra. Fernanda Monroy (Bolivia)

Transplante de OrganosA  solo tres meses de su vigencia:

Cuando pienso que un ser humano podría prolongar su vida por el hecho de que otro ser humano pueda cederle, donarle, entregarle un órgano, no puedo menos que reconocer que se trata de un bello y altruista comportamiento de solidaridad entre los seres humanos. Por ello es que, definitivamente, creo que la donación de órganos para trasplantes humanos entre vivos, y aún, con la obtención de órganos de quienes, en vida, pudieron manifestar su voluntad de donar sus órganos al momento de su muerte biológica o aún para los casos de “muerte científica”, denominación que la actual ley ha, caprichosamente, dado para aquellos casos de lesión o  muerte cerebral, y simplemente lo creo así porque es un acto de solidaridad, volitivo porque proviene de la decisión propia del donante que manifiesta su voluntad informada de donar sus órganos, total o parcialmente.

Declaración de Malta de la Asociación Médica Mundial sobre las Personas en Huelga de Hambre     

Adoptada por la 43ª Asamblea Médica Mundial
Malta, Noviembre de 1991 y revisada por la 44ª Asamblea Médica Mundial
Marbella, España, Septiembre de 1992

Introducción
1. El médico que trata a las personas en huelga de hambre enfrenta los siguientes valores conflictivos:
1.1. Cada ser humano tiene la obligación moral de respetar el aspecto sagrado de la vida. Esto es especialmente evidente en el caso de un médico que aplica sus conocimientos para salvar la vida y actuar en beneficio de sus pacientes.
1.2. Es deber del médico respetar la autonomía que el paciente tiene sobre su persona. El médico necesita el consentimiento informado de sus pacientes antes de aplicar sus conocimientos para ayudarlos, a menos que existan circunstancias de emergencia, en cuyo caso el médico debe actuar en beneficio del paciente.

2. Este conflicto es aparente cuando una persona en huelga de hambre, que ha dejado instrucciones claras de no ser resucitado, entra en coma y está a punto de morir. La obligación moral fuerza al médico a resucitar al paciente, incluso cuando va contra los deseos de éste. Por otra parte, el deber fuerza al médico a respetar la autonomía del paciente.
2.1. Estar a favor de la intervención puede debilitar la autonomía que el paciente tiene sobre sí mismo.
2.2. Estar a favor de la no intervención puede tener como resultado que el médico tenga que hacer frente a la tragedia de una muerte evitable.

3. Existe una relación médico-paciente cuando el médico por deber, en virtud de su obligación con el paciente, aplica sus conocimientos a cualquier persona, ya sea en la forma de consejo o de tratamiento.
Esta relación puede existir a pesar de que el paciente no dé su consentimiento a ciertas formas de tratamiento o intervención.
Una vez que el médico acepta atender a una persona en huelga de hambre, esa persona pasa a ser el paciente del médico. Esto tiene todas las responsabilidades y consecuencias de la relación médico-paciente, incluyendo el consentimiento y la reserva.

4. La decisión final sobre la intervención se de debe dejar a cada médico, sin la participación de terceras personas cuyo interés principal no es el bienestar del paciente. Sin embargo, el médico debe dejar bien en claro al paciente si puede o no aceptar su decisión de rechazar el tratamiento, o en caso de coma, la alimentación artificial, lo que implica un riesgo de muerte. Si el médico no puede aceptar la decisión del paciente de rechazar dicha ayuda, entonces el paciente debe tener el derecho de ser atendido por otro médico.

Normas para el Trato de las Personas en Huelga de Hambre
Puesto que la profesión médica considera el principio del aspecto sagrado de la vida como fundamental para su ejercicio, se recomiendan las siguientes normas prácticas a los médicos que tratan a las personas en huelga de hambre:

1. Definición
Una persona en huelga de hambre es alguien mentalmente competente que ha decidido comenzar una huelga de hambre y se niega a ingerir alimentos y/o líquidos durante un período significativo.

2. Conducta Etica
2.1. El médico debe obtener los antecedentes médicos detallados del paciente, cuando sea posible.
2.2. El médico debe llevar a cabo un minucioso examen del paciente al comienzo de la huelga de hambre.
2.3. Los médicos u otro personal médico no pueden ejercer presión indebida, de ningún tipo, sobre la persona en huelga de hambre, a fin de que suspenda la huelga. El tratamiento o la atención a la persona en huelga de hambre no debe estar condicionada a la suspensión de su huelga de hambre.
2.4. La persona en huelga de hambre debe ser informada profesionalmente por el médico de las consecuencias clínicas de la huelga de hambre y sobre cualquier peligro específico de su caso particular. Sólo se puede tomar una decisión informada en base a una comunicación clara. Si es necesario se debe hacer uso de un intérprete.
2.5. Si la persona en huelga de hambre desea tener una segunda opinión médica, se le debe permitir. Si la persona en huelga de hambre prefiere que el tratamiento lo continúe el segundo médico, se le debe permitir. En el caso de que la persona en huelga de hambre sea un preso, ésto se debe permitir bajo arreglos y consultas con el médico de la cárcel.
2.6. El tratamiento de infecciones o el aconsejar al paciente que aumente los líquidos que toma en forma oral (o que acepte soluciones salinas intravenosas), a menudo es aceptable para una persona en huelga de hambre. El rechazo a aceptar dicha intervención no debe perjudicar ningún otro aspecto de la atención médica del paciente. Cualquier tratamiento aplicado al paciente debe ser con su aprobación.

3. Instrucciones Claras
El médico debe asegurarse a diario si el paciente desea o no continuar con su huelga de hambre. El médico también debe asegurarse a diario de conocer los deseos del paciente en relación al tratamiento, en caso de que éste no pueda tomar una decisión informada. Esta información debe incluirse en los archivos médicos personales del médico y mantenerse confidencial.

4. Alimentación Artificial
Cuando la persona en huelga de hambre entra en un estado de confusión y por lo tanto no puede tomar una decisión lúcida, o cuando entra en coma, el médico debe tener la libertad de tomar una decisión por su paciente sobre el tratamiento que considera que es el mejor para ese paciente, tomando siempre en cuenta la decisión que tomó durante la atención precedente del paciente, durante su huelga de hambre, y reafirmando el punto 4 de la introducción de la presente declaración.

5. Coerción
Se debe proteger a las personas en huelga de hambre de la participación coercitiva. Esto puede significar separar a la persona de sus compañeros huelguistas.

6. Familia
El médico tiene la responsabilidad de informar a la familia del paciente que éste ha iniciado una huelga de hambre, a menos que lo haya prohibido específicamente el paciente.



Fuente: http://www.colegiomedico.cl/Default.aspx?tabid=238