Camilo LondonCompartiendo un ameno almuerzo en una oportunidad con uno de mis profesores del Post Grado de Gestión de Tributos Internos de la ENAHP, coincidíamos en
afirmar que la materia de Derecho Administrativo debería ser de obligatoria inclusión en una prueba de admisión de todo funcionario público, muy
especialmente la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos que es la norma rectora en el desempeño de las dependencias públicas cuando se
relacionan con los ciudadanos. Yo agregaría que además, es materia obligada para cualquier ciudadano, ya que difícilmente podamos hacer vida en nuestra
sociedad sin interactuar con el Estado, más aun cuando se trata de ejercer la actividad empresarial o profesional en cualquiera de sus diversos
ámbitos. Es cuestión de derechos de unos y deberes de otros.

Caso del ISLR aplicado a personas naturales

La progresividad del sistema tributario venezolano es un mandato constitucional consagrado como principio rector de éste en el artículo 316 del texto fundamental de nuestra república. Esto se logra en función del reconocimiento de que existen diferentes capacidades económicas entre los ciudadanos para contribuir con el sostenimiento del Estado.

Aumento de la Unidad Tributaria (U.T.) fue aprobado por la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional

Conforme lo estipula el artículo 3 del Código Orgánico Tributario (COT), por su carácter de determinación objetiva y de simple aplicación aritmética, la Administración Tributaria Nacional (SENIAT) reajustará el valor de la Unidad Tributaria de acuerdo con lo dispuesto en dicho Código. Más adelante el artículo 121, numeral 15 de este instrumento normativo estipula que:

"La Administración Tributaria (SENIAT), tendrá las facultades, atribuciones y funciones que establezcan la Ley de la Administración Tributaria y demás leyes y reglamentos, y en especial ... Reajustar la unidad tributaria (U.T.) dentro de los quince (15) primeros días del mes de febrero de cada año, previa opinión favorable de la Comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional, sobre la base de la variación producida en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el Área Metropolitana de Caracas, del año inmediatamente anterior, publicado por el Banco Central de Venezuela. La opinión de la Comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional deberá ser emitida dentro de los quince (15) días continuos siguientes de solicitada."

Sistema de retención de Impuestos en VenezuelaLa retención de impuestos no puede verse aisladamente sólo como un procedimiento de sustracción de una cantidad de dinero a un pago o importe adeudado a un proveedor, ella forma parte de un sistema complejo que tiene dos objetivos claramente definidos, uno el del control tributario y el otro de garantizar la recaudación del tributo. Este sistema lo conforman, un marco jurídico que le da sustento, plasmado en la Constitución, las Leyes y normas sublegales, la institución de la Administración Tributaria y por los particulares, bien como agentes de retención (responsables) o sujetos objeto de la misma (contribuyentes).  

Retención del IVASostengo que la retención del IVA y su enteramiento al Tesoro Nacional, realizada por un contribuyente designado como agente de retención de este tributo, es un elemento determinante del derecho al reconocimiento de dicho importe como crédito fiscal deducible para éste. La retención del IVA efectuada por un contribuyente, es la más precisa demostración de que ha soportado el tributo, condición primordial para que se reconozca el crédito fiscal  a favor del contribuyente incidido por el IVA. A continuación comparto con ustedes los elementos sobre los cuales sustento mi opinión.

El IVA en Venezuela es “importado” en el año 1993, y con esta expresión refiero a que no tuvo su génesis en un proceso “endógeno”, sino que su estructura normativa fue concebida a partir de un modelo que ya se había instrumentado antes en otros países de América Latina y el mundo. Ello no sólo ocurre con la Ley, sino que toca también a la respectiva Reglamentación de la Ley. Este proceso implicó tomar un producto ya probado por otros Estados, lo que nos permitió saltarnos los errores propios de los primeros pasos en el desarrollo de la normativa que da sustento al tributo, pero no menos cierto es que también debimos aprender “sobre la marcha” los muchos aspectos que caracterizaban al para entonces novedoso impuesto. Incluso, algunas disposiciones contenidas en la normativa legal, y a veces en la reglamentaria, pasaron desapercibidas ante nuestra nula experiencia en el manejo de impuestos de este tipo.