Abogado Eduardo Lara Salazar

Para la determinación del Impuesto sobre Actividades Económicas (ISAE) se requiere que el contribuyente presente ante la Administración Tributaria Municipal una declaración jurada con los ingresos obtenidos efectivamente durante el año, sin perjuicio que puedan ser establecidos mecanismos de declaración anticipada sobre la base de los ingresos brutos percibidos en el año anterior al gravado, como también la exigencia de un mínimo tributable consistente en un impuesto fijo.

La negativa del BCV de publicar el IPC de los meses transcurridos a partir del mes de diciembre de 2014, impide a la Administración Tributaria y a los contribuyentes del ISLR, la determinación de la base imponible a partir de la cual formular su declaración del tributo. Esto afecta actualmente a todos los contribuyentes cuyo ejercicio económico cerró entre los meses de enero a abril de 2015, quienes a la fecha de este artículo, ya debían haber presentado la declaración anual de rentas exigida en la ley de ISLR.

El IPC es un factor esencial para determinar el ajuste por inflación fiscal (APIF), que es un componente de la base imponible del ISLR. Dicho ajuste constituye un reconocimiento de los efectos de la inflación en la renta neta del contribuyente. No es el ajuste por inflación un accesorio del cual se pueda prescindir, sino un elemento fundamental para medir la capacidad contributiva del sujeto pasivo a efectos de determinar la obligación tributaria de éste.  La Ley de ISLR vigente para los ejercicios fiscales anuales que culminen hasta el mes de noviembre de 2015, expresamente dispone que la variación inflacionaria a partir de la cual determinar el APIF debe considerar el IPC publicado por el BCV. Este índice será sustituido por el INPC para los contribuyentes que iniciaron su ejercicio fiscal a partir de la reciente reforma de la Ley de ISLR ocurrida a finales del año 2014. Ambos índices deben ser, por ahora, establecidos y aportados por el BCV.

Producto de la modificación realizada durante el año 2014 por vía habilitante, la legislación que regula los impuestos sobre especies alcohólicas fue objeto de modificaciones desde la óptica nacional, lo que obliga a la actualización del publicado por quien suscribe años atrás.

En efecto, a la Ley de Impuesto sobre Especies Alcohólicas le practican cambios en el año 2007, siendo sustituido por otro decreto con rango, valor y fuerza de ley siete años después.
Lo primero que hay que resaltar es que se mantiene el concepto de “reserva” sobre todo lo referente a esta materia; ello conduce a tocar aspectos como la potestad reguladora y tributaria.

Esto no significa que el nivel nacional posee la exclusividad absoluta en el tema.

El ISLR y los pensionados en Venezuela

Por: Camilo London

La exención de la pensiones de retiro, jubilación e invalidez

La Ley de ISLR luego de su reciente reforma en vigencia desde el 18 de noviembre de 2014, sigue manteniendo en su artículo 14, numeral 5, la exención del impuesto a “Los pensionados o jubilados, por las pensiones que reciban por concepto de retiro, jubilación o invalidez, aun en el caso de que tales pensiones se traspasen a sus herederos, conforme a la legislación que las regula”.

Apenas supe de la pretendida activación del RUPDAE por parte de la SUNDDE mediante una rueda de prensa el día 31 de marzo pasado, he venido insistiendo en la necesidad de corregir los vicios relativos a la omisión del procedimiento administrativo establecido en diferentes normas, todas ellas de rango Orgánico y las cuales son garantía de los derechos ciudadanos consagrados en el texto de la Constitución Nacional, tal es el caso de la LOPA, la LOAP y la misma LOPJustos. Así lo dejé sentado en el artículo que publiqué en  http://gerenciaytributos.blogspot.com/2014/08/el-rupdae-sigue-desnudo.html y en otros medios digitales, dentro de los cuales destaca el consecuente portal www.tuabogado.com, que siempre ha dado cabida a mis planteamientos dentro del ámbito tributario y de la actividad gubernamental. Ante la prórroga para la inscripción en el RUPDAE que se materializó el 03 de octubre de este año, no puedo menos que reiterar mi preocupación por cuanto se mantiene la insistente desviación al cumplimiento de la Ley, con lo cual se siguen lesionando mis derechos y el de mis compatriotas. Mi planteamiento esta vez lo hago en los tres actos de una obra que aún no define su episodio conclusivo, pero que espero que éste sea favorable a la restitución del derecho vulnerado y que así tenga mi historia un final feliz.