Dra. Ana Santander.

Independientemente de la cuantía

En Sentencia de la Sala Constitucional del TSJ, de fecha: 17-06-2015…se estableció que todas aquellas decisiones emanadas en causas, ventiladas por el proceso breve,  tendrán apelación en doble efecto.

Resumimos así:
“…E…intentó, ante esta Sala, amparo constitucional contra la sentencia definitiva dictada…por el Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Tránsito y de Protección del Niño, Niña y Adolescente de la Circunscripción …, en el juicio que por desalojo incoara el hoy accionante en amparo contra el ciudadano A…para cuya fundamentación denunció la violación a sus derechos a la tutela judicial efectiva, al debido proceso y a la defensa contenidos en los artículos 26 y 49 de la CRBV y los artículos 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos...

I FUNDAMENTOS DE LA ACCION DE AMPARO:…Que  “… E…interpuso demanda de desalojo de una vivienda de su propiedad…contra A… con fundamento en un contrato de arrendamiento…pretensión que fue estimada en Bs. 2.000,00  que equivalía para esa oportunidad a 30,77 UT  a razón de Bs. 65 por cada unidad tributaria…”. Que  “… admitida la acción…por el Juzgado del Municipio…ese juzgado declaró con lugar la demanda y ordenó la entrega del apartamento en un plazo de  6  meses contados a partir de la declaración de firmeza de la sentencia…”. Que “…la parte demandada apeló contra el fallo y…el Juzgado de Municipio oyó la apelación “en acatamiento a la sentencia de fecha 4 de agosto de 2010, dictada por el Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Protección de Niños Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda…”.Que “…el Juzgado Superior Civil, Mercantil, Tránsito, Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial…declaró con lugar la apelación, revocó el fallo objeto del recurso, declaró sin lugar la demanda y condenó en costas a la parte actora…” Que, con tal actuación, el Juzgado supuesto agraviante “actuó violando la Ley al admitir la apelación y revocar la sentencia de primera instancia, a pesar de existir una prohibición expresa de la ley por la cuantía de la demanda la cual fue estimada en la cantidad de dos mil bolívares (Bs. 2.000,00), lo que equivalía a 31 U.T., para el momento de la interposición de la acción”, en razón de que la Sala Constitucional estableció, con criterio vinculante, en sentencia n.º 694 del 9 de julio de 2010 (caso: Eulalia Pérez González), respecto a la interpretación del artículo 891 del CPC…que las causas de menor cuantía no tienen recurso de apelación. Dicha conclusión fue ratificada en sentencia del 17 de marzo de 2011, con ocasión de la revisión de la desaplicación por control difuso de constitucionalidad de los artículos 891 del CPC y el artículo 2 de la Resolución de la Sala Plena de este TSJ n.º 2009-0006, por el Juzgado Superior Segundo Civil, Mercantil, Tránsito, Bancario y Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del...dicho juzgado ha debido declarar inadmisible la apelación con fundamento en el artículo 891 del CPC, en concordancia con el artículo 2 de la Resolución n.º 2009-0006 de la Sala Plena de este Tribunal Supremo de Justicia, que entró en vigencia el 2 de abril de 2009, motivo por el cual solicitó se “…dicte mandamiento de amparo ANULANDO la decisión emanada de dicho Juzgado Superior…”.

Por: JUDITAS DELANY TORREALBA DUGARTE

(El redimensionamiento del divorcio en Venezuela a la luz de la jurisprudencia II)

Luego de haber analizado el impacto que ha tenido el divorcio solución o remedio en las sentencias Sentencia N° 693 del 2 de junio de 2015 de la Sala Constitucional, bajo la ponencia de la Magistrada Carmen Zuleta de Merchán y sentencia N° 446/2014 de la misma Sala; a fines prácticos y previo análisis de las precitadas decisiones se presentan modelos de divorcios contenciosos y de mutuo acuerdo en materia civil y de protección para el respectivo uso en la practica jurídica, los mismos podrán ser ajustados a las necesidades de cada caso pero son una orientación ante los cambios suscitados recientemente..

Por sentencia dictada por la Sala de Casación Civil,  de fecha 03 de octubre de 2013, en el expediente Nº 2013-000217, con ponencia del  magistrado Luis Antonio Ortiz Hernández, en el juicio intentado por BALMORE  RODRÍGUEZ NOGUERA por estimación e intimación de honorarios profesionales y cobro de gastos judiciales, en  contra de  las empresas PANAMCO DE VENEZUELA, S.A. y DISTRIBUIDORA YENNIBER, C.A., casó de oficio y sin reenvío la sentencia proferida en fecha 18 de febrero de 2013, por el Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial  del Estado Yaracuy, así mismo, decretó la nulidad del fallo recurrido, nulas todas las actuaciones del citado juicio e inadmisible la demanda que generó el mencionado procedimiento.

Como fundamento de la parte dispositiva del fallo, la Sala de Casación Civil, sostuvo lo siguiente:
“Análoga a lo decidido en esa oportunidad por la Sala, es la situación planteada en el presente caso, pues de la lectura del escrito libelar se desprende, que la representación judicial de la parte actora pretende el cobro de los honorarios profesionales conjuntamente con el cobro de los gastos judiciales, existiendo una inepta acumulación de pretensiones, por lo que, encontrándonos en presencia de procedimientos incompatibles, se verifica una causal de inadmisibilidad de la demanda.

“Sentencia de la Sala Constitucional que realiza una interpretación constitucionalizante del artículo 185 del Código Civil y establece, con carácter vinculante, que las causales de divorcio contenidas en el artículo 185 del Código Civil no son taxativas, por lo cual cualquiera de los cónyuges podrá demandar el divorcio por las causales previstas en dicho artículo o por cualquier otra situación que estime impida la continuación de la vida en común, en los términos señalados en la sentencia N° 446/2014, ampliamente citada en este fallo; incluyéndose el mutuo consentimiento”.

Ver Sentencia: http://www.tuabogado.com/jurisprudencia/index.php?option=com_content&view=article&id=539:conyuges-podran-demandar-el-divorcio-por-causales-distintas-a-las-previstas-en-el-art-185-del-codigo-civil&catid=41:derecho-civil&Itemid=101

 

Resulta frecuente observar sentencias en las cuales se declara inadmisible la demanda por considerar que tratándose de un contrato de arrendamiento  a tiempo indeterminado ha debido demandarse por desalojo en lugar de resolución de contrato, olvidándose el sentenciador que ni el desalojo ni la resolución de contrato resultan demandas contrarias a derecho. En este sentido, resulta oportuno destacar que a la parte actora le corresponde señalar los hechos en las cuales se basa  su pretensión y las normas legales que la fundamentan. Ahora bien, la calificación jurídica de la pretensión que hace la parte actora no resulta vinculante para el juez, a quien le corresponde en definitiva la subsunción  de los hechos en la norma jurídica que la regula. Mal puede ser desestimada una demanda en la cual la parte actora solicitó el desalojo en vez de la resolución de contrato, o viceversa,  habida cuenta que, en ambos casos la consecuencia es la terminación del contrato de arrendamiento. La diferencia entre desalojo y resolución, no deja de ser una discusión ociosa, ya que mal puede hablarse de un desalojo sin la terminación del contrato suscrito entre las partes, por esta razón, la legislación colombiana, en lugar de referirse a resolución, rescisión, revocación, etc., se refiere a la terminación del contrato de arrendamiento, para distinguirlo de los efectos propios de la resolución del contrato. El principio ‘iura novit curia’ tiene plena aplicación en este caso, sin embargo, este principio general del derecho es poco comprendido por los jueces y no se encuentra previsto en el Código de Procedimiento Civil, exceptuando la casación de oficio prevista en el artículo 320 eiusdem y lo previsto en el artículo 389 ordinal 1º ibidem.