Reforma de la LOT devolverá retroactividad de las prestaciones sociales

Asambleanacional.gob.ve

La retroactividad de las prestaciones sociales representan la legitimidad de que los años de servicio de un trabajador o trabajadora no se agotan con el pago del salario, por el contrario, constituye el reconocimiento de la antigüedad en el empleo, es decir, los años de servicio prestados al empleador público o privado, la cual debe ser honrada o reconocida y preservada bajo la premisa de que las prestaciones deben ser acumulativas, retroactivas y que amparen a los trabajadores en caso de desempleo y calculadas en relación con el último salario devengado al final de la relación laboral.

“La nueva Ley del Trabajo deber tener, primero, un sistema acumulativo que reconozca la antigüedad del trabajador y segundo, el cálculo retroactivo de las prestaciones sociales con base en el último salario devengado por el trabajador. De allí tenemos que partir”, sostiene el Primer Mandatario.

La retroactividad es el reconocimiento de que al finalizar el vínculo laboral, las prestaciones consolidadas año por año se recalculen con el último salario, valorando su carácter acumulativo y progresivo, deduciendo por supuesto los anticipos solicitados por los trabajadores.

Así funcionó hasta 1997, cuando una mal llamada Comisión Tripartita que estaba compuesta por representantes de la CTV (los trabajadores) Fedecámaras (los empresarios) y del gobierno de turno, obedeciendo órdenes foráneas, acabaron de un plumazo con las prestaciones, eliminando la retroactividad y volviendo a los años de servicio sin recalculo al final de las relaciones de trabajo.

Esa era una conquista alcanzada mediante arduas luchas de los trabajadores petroleros desde el año 1936, la cual fue eliminada en el año 97 mediante una reforma de la Ley del Trabajo, cuando Teodoro Petkoff, era el ministro de Planificación en el segundo gobierno de Rafael Caldera.

Los primeros que se inmolaron por las reivindicaciones laborales fueron los trabajadores petroleros, quienes mediante una primera huelga laboral en el año 1925, presionaron al gobierno de Juan Vicente Gómez y lograron una modesta reforma al conquistar bajar la jornada de trabajo a 9 horas semanales.

6 meses después de la muerte de Gómez el 17 de diciembre de 1935, en junio de 1936, los petroleros retomaron las calles y alcanzaron una iniciativa que sirvió de base para perfilar las prestaciones sociales, al establecerse el auxilio de cesantía, el cual daba al trabajador 15 días. Esto llevó a que en 1945 naciera el primer contrato colectivo petrolero.

Los trabajadores petroleros, los más combativos por sus reivindicaciones laborales, lograron un segundo contrato colectivo donde obtienen la antigüedad como un derecho adquirido. Pero ese derecho que sólo amparaba al sector petrolero mediante un contrato colectivo se hizo realidad para todos los trabajadores, cuando en 1974, mediante una Ley Habilitante Carlos Andrés Pérez, estampó su firma en el Decreto 123 para incluirla en Ley Orgánica del Trabajo.

Ese Decreto se cumple porque el Buró Sindical de Acción Democrática, dominada por trabajadores petroleros, presionan al presidente quien actúa por la vía Habilitante, porque de otro modo no la hubiera debatido y aprobado nunca el Congreso de la República. Porque los empresarios mientras presionaban a los congresistas, en los medios expresaban que se intentaba acabar con la industria nacional.

Independientemente de cual sea la causa por la cual termine la relación laboral, el trabajador recibiría sus prestaciones calculadas de acuerdo con el último salario devengado al momento de su salida, “sólo existía una causal donde eso no se aplicaba y era cuando el trabajador había incurrido en violencia física dentro del área de trabajo o por falta de probidad”. En 1990, se incluye que la retroactividad se tomaría 30 días por año.

El presidente, Hugo Chávez luego de desempolvar la Reforma de la Ley Orgánica del Trabajo, afirmó que la misma tendrá que devolver el carácter retroactivo de las prestaciones sociales, calculadas en función del último salario devengado y reconocer la antigüedad de los trabajadores.

“La nueva Ley Orgánica del Trabajo deber tener, primero, un sistema acumulativo que reconozca la antigüedad del trabajador y, segundo, el cálculo retroactivo de las prestaciones sociales debe ser con base en el último salario devengado por el trabajador. De allí tenemos que partir”, manifestó el mandatario durante el acto de conformación de la Central Socialista de Trabajadores del Campo, de la Ciudad y del Mar, realizado en La Guaira, estado Vargas.



Texto: Oswaldo González Moreno/ Prensa AN
Enlace: http://www.asambleanacional.gob.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=38398:nueva-lot-devolvera-retroactividad-de-las-prestaciones-sociales&Itemid=50


Apps Gaceta Oficial

Acta de nacimiento venezolana de Nicolás Maduro Moros

NewsLetter TuAbogado.com

Por favor, ingrese su correo electrónico para recibir nuestro boletin.

Ingreso de Suscriptor

Conectados

Hay 121 invitados y ningún miembro en línea