Cargando


noticiaslocas.com
Un abogado estadounidense decidió construir un estanque para tiburones en sus nuevas oficinas.

Según explicó, "es para calmar a los clientes".

Y para que los clientes puedan sentirse cómodos, nada mejor que un estanque de 2,40 metros de largo, 1,2 metros de ancho y otros 1,2 metros de alto repleto de depredadores marinos.



Según aseguró este excéntrico hombre de leyes, su intención es llenar la "pecera" con criaturas de agua salada, como peces venenosos y tiburones, generando un ambiente marino con rocas, arena, corales, estrellas de mar y otros animales.

Fuente: http://www.noticiaslocas.com/EEAAuVAVEZ.shtml