noticiaslocas.com
Un abogado estadounidense decidió construir un estanque para tiburones en sus nuevas oficinas.

Según explicó, "es para calmar a los clientes".

Y para que los clientes puedan sentirse cómodos, nada mejor que un estanque de 2,40 metros de largo, 1,2 metros de ancho y otros 1,2 metros de alto repleto de depredadores marinos.

Más artículos...