Cargando

youtubeEl fallo fue dictado en Milán contra tres empleados de Google. La empresa apelará el fallo que, según sus abogados, ataca los principios de libertad en los que se basa Internet.

Diana Lozano Perafán

Una sentencia dictada por un tribunal italiano estableció que los empleados de plataformas de alojamiento de videos en Internet son penalmente responsables por el contenido que los usuarios suban al sitio Web que esté a su cargo.

El fallo fue dictado por un tribunal de Milán el mes pasado y en el mismo el Poder Judicial de ese país condenó a tres empleados de Google por haber violado el código de privacidad italiano, según el criterio del sentenciador.

David Drummond, expresidente del consejo de administración de Google Italia y actual vicepresidente senior; Peter Fleischer, responsable de las estrategias de privacidad de la empresa en Europa; y George Reyes, exmiembro del consejo de administración de Google Italia; fueron hallados responsables de la puesta en línea de un video que fue subido a la red en el año 2006 por estudiantes de una escuela de Turín (Italia), en la que un joven con autismo es abusado sexualmente. Los hombres fueron condenados a cumplir seis meses de cárcel, aunque gracias a beneficios previstos en la ley de ese país,no tendrán que cumplir la pena.

Los representantes legales de la empresa han alegado que el video fue eliminado del sitio en Internet justo después de que los empleados recibieran la notificación por parte de las autoridades italianas, que dieron cuenta de la naturaleza del video.  Los tres hombres declarados culpables no tenían ningún vínculo con las personas que grabaron el video y que lo subieron a la red.

No obstante, particulares y organizaciones que agrupan a personas con síndrome de down en Italia han señalado que el video estuvo en Internet por más de dos meses y que fue ubicado por lo operadores de la plataforma en la categoría de los videos más divertidos y las imágenes más vistas, donde llegó a ocupar la posición 29°.

De acuerdo con el vicepresidente y consejero jurídico de Google para Europa, Oriente Medio y África, Matt Sucherman, la sentencia “ataca los principios de libertad en los que se basa Internet. El sentido común dicta que sólo la persona que sube películas y videos en una plataforma de alojamiento podría tomar las medidas necesarias para proteger la privacidad de las personas que aparecen en la filmación y obtener su consentimiento para la publicación”.
El abogado argumentó que conforme a las leyes de la Unión Europea, la responsabilidad de los proveedores de plataformas de alojamiento de videos en Internet consiste en eliminar los contenidos ilícitos una vez que la empresa sea notificada de su existencia.

“La Web como la conocemos dejará de existir, y muchos de los beneficios económicos, sociales, políticos y tecnológicos que trae podrían desaparecer”, conforme al criterio de  Sucherman, si quedara definitivamente firme el criterio del juez italiano y el fallo en cuestión sirviera de precedente  jurídico para otros pleitos legales en esta materia.

Aunque la sentencia estableció la responsabilidad penal de los empleados en este caso, los absolvió de las acusaciones por difamación pública que también había sido incluida en la demanda. Google ha anunciado que apelará el fallo.


Véase: Blog oficial de Google. http://googleblog.blogspot.com/2010/02/serious-threat-to-web-in-italy.html