Cargando

asambleanacional.gob.ve

El equipo técnico que elabora el nuevo Código Orgánico Penal evalúa hacer un capítulo especial sobre la aplicación penal a los operadores de justicia, incluyendo a los abogados defensores, porque la mala praxis no es solamente de algún fiscal o de un juez, sino también del abogado defensor cuando entorpece el proceso y logra mantener en prisión al sujeto o extraerlo de la prisión por causas no muy formales.
Este planteamiento fue hecho por el equipo técnico integrado por: Marianella Gil, coordinadora; Alejandro Leal, Luis Guevara, Manuel Duarte, Gisela Jiiménez, María Molina, Guillermo Aristimuño, Wilmer Romero (Ciencias Penales UCV), José Gregorio Rodríguez (Defensoría del Pueblo), Ingrid Maldonado, Noel Rivas (primera vicepresidencia AN), Jesús Silva (Comisión de Familia Mujer y Juventud), entre otros, en el marco de la presentación de los avances de esta norma en la Comisión de Política Interior, Justicia, Derechos Humanos y Garantías Constitucionales, presidida por el diputado Tulio Jiménez 

El diputado Tulio Jiménez dijo que el trabajo está bien avanzado y antes del 15 de agosto será aprobado en primera discusión para luego abrir una gran consulta nacional donde se recojan propuestas para enriquecer el papel de trabajo.

Destacó que si se aprueba esta norma en este periodo legislativo que culmina el 15 de diciembre, “cerraríamos con broche de oro, pese a las malas lenguas y a los medios adversarios, todo lo que tiene que ver con el proceso que vive Venezuela, creo que hemos avanzado bastante en materia de leyes y el nuevo Código Penal es uno de los nuevos retos”.

Agregó que lo único que tiene pendiente la comisión es este código “y a nivel de equipo técnico podemos dedicarnos exclusivamente a esta materia”.

Trabajo estructurado en tres libros

Alejandro Leal dijo que el trabajo está estructurado en tres libros. El primero habla sobre el derecho penal en general, el segundo de las especies de delitos, y el tercero de las faltas.

Anunció que el libro primero está listo y aprobado por consenso, a excepción de la prescripción y que son unos seis o siete artículos.

Acotó que el Código Penal tiene que ser de avanzada, así como la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el Código Orgánico Procesal Penal (COPP).

Precisó que para el trabajo analizaron las diferentes propuestas que habían presentado ante la AN y también el proyecto que expuso el magistrado Carrasquero como un instrumento de observación.

El segundo libro le da preeminencia a la vida por encima de cualquier otro derecho. ”Hemos pensado en abandonar el criterio del actual Código Penal, donde el homicidio está en el artículo 405 y subsiguientes, y traerlo a los primeros artículos”.

Esto se puede cambiar, dijo, donde empezamos hablando de los tipos penales y terminaremos hablando de la parte general, “de repente hacer un cambio de libro, el criterio de la mesa ha sido continuar con tres libros, que sea parte general, parte especial y libro de faltas.

El diputado Jiménez dijo que le causa una especie de choque que sigamos hablando de los mismos libros del viejo código, pero ante este planteamiento Leal respondió que esta propuesta puede ser modificada y que surja una diferente.

María Molina planteó que por técnica legislativa si es un código penal debe llamarse por libro, títulos o capítulos.

Leal destacó que uno de los nudos gordianos es la utilización de la palabra Código Orgánico Penal; el artículo 202 de nuestra Constitución dice que después de la Carta Magna la norma más importante es el Código Penal y en materia de derechos la norma más importante es el código porque toca sensiblemente los aspectos más importantes del ser humano: su vida y su libertad.

Refirió que el libro segundo empieza hablando de los delitos, homicidios, violencia, violación, corrupción de menores, lesiones personales y aborto.

Explicó que la mesa técnica está de acuerdo en que la violencia de género no debe existir porque todos tenemos madre, hijas, hermana. “Estamos de acuerdo en que la violencia de género, más que un delito, es un problema sicológico, de enfermedad”.

Leal agregó que en torno al libro tercero de las faltas manifestó que éste tiene más de 100 conductas tipificadas como faltas, y considera que algunas de ellas no deben ser penalizadas.

Resaltó que el código que propuso Alejandro Angulo Fontiveros traía 1.685 tipos de delito; el que presentó Carrasqueño tiene más de 900. “Nosotros no queremos eso porque es muy engorroso y la idea es englobar, por ejemplo: homicidios como delitos contra la vida, los que tienen que ver con delitos de traición a la patria, los que tienen que ver con la libertad y expresión individual, el honor, la reputación.

El diputado Tulio Jiménez informó que realizarán otra reunión, próximamente, a fin de conocer otros aspectos del papel de trabajo donde se invitará a representantes de las diferentes universidades para que se incorporen a la discusión, asimismo a institutos de derecho penal.

Instó a la mesa técnica a realizar reuniones extraordinarias a fin de avanzar con el trabajo y culminarlo en el tiempo previsto.

Leal, al retomar la palabra, aseguró que tienen el compromiso de entregar el informe para primera discusión el día 19 de julio.

Luis Guevara dijo que a titulo personal considera que con este código se busca algo nuevo, saliendo de esquemas clásicos. Indicó que sabe que van a transitar por senderos espinosos, como el aborto e inclusive otros delitos.


Texto: Maritza Villarroel O.
Fuente: Prensa AN
Enlace: http://www.asambleanacional.gob.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=25246%3Aevaluan-sanciones-penales-para-abogados-defensores-por-mala-praxis&catid=1%3Alatest-news&lang=es