EL DELITO DE INVASIÓN
*Leonardo Guzmán.
Nuestro legislador, acostumbrado a copiar experiencias legislativas extranjeras, sancionó el tipo penal de invasión recogido en el artículo 471-A del Código Penal, y que no es otra sino una copia casi al calco del artículo 263 del Código Penal colombiano, denominado “invasión de tierras o edificaciones”. Para no perder su originalidad la Asamblea Nacional, dejó a salvo una diferencia sustancial, mientras que el colombiano establece pena de prisión de dos a cinco años y multa de cincuenta a doscientos salarios mínimos, el venezolano elevó la pena de prisión cinco a diez años.

ElUniversal.com
EN ESTE CONTEXTO se enmarcan ahora las invasiones a inmuebles privados que alguna autoridad pretende calificar de "ocupaciones", en juego de palabras que carece de todo sentido, ya que el término invasión según el diccionario de la Real Academia equivale a "entrar por fuerza en una parte", o, en este caso, ingresar arbitrariamente en un inmueble, edificio o residencia de otro, con la finalidad de ocuparlo o con cualquier otro fin, siendo la ocupación una consecuencia de la invasión, si se trata de particulares o de una confiscación, si se trata de una acción de la propia autoridad.

La Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada (LOCDO) creó la figura del agente encubierto. Por lo que todo el país tiene que prepararse para esta nueva realidad, dadas su técnicas de investigación y penas severísimas no solo a los grupos mafiosos, sino que también podrían extenderse a todas las personas jurídicas (excepto el Estado y sus empresas) y naturales que se dediquen a cualquier actividad, sea económica o no.

Eluniversal.comEL INDULTO es un perdón que, según el Código Penal, condona la pena impuesta a un reo con todas sus accesorias. Es, por tanto, una medida extraordinaria destinada a corregir frecuentes errores de la administración de justicia o predispuesta para atemperar los efectos de la aplicación de la ley en casos concretos.

Se trata de una nueva institución legal que ha sido incorporada en nuestra legislación. Es una herencia de la legislación antimafia norteamericana e italiana. Recientemente, se firmó en Palermo, Italia, la Convención de la ONU contra la Delincuencia Organizada Transnacional, lo que puede ser considerado el marco de referencia obligado para cualquier legislación sobre la materia. En el caso venezolano, se introdujeron muchas innovaciones que la hace bastante diferente de los modelos citados.