Cargando


Inmuebles cercanos a obras públicas pagarán impuestos

Los bienes cercanos a las obras aumentan su valor

Pecharán equipos productivos sin uso por causas no justificadas
MAYELA ARMAS H.

EL UNIVERSAL

Desde hace más de un año el Ejecutivo nacional trabaja en la reforma tributaria, la cual ahora se está enmarcando en el Plan de Desarrollo Económico y Social del período 2007-2013.

En las líneas del programa se contempla el reordenamiento del sistema tributario, lo que abarca la implementación de un tributo por revalorización de inmuebles por efecto de obras públicas, lo cual significa que aquellos bienes que están cercanos a líneas de metro, sistema ferroviario, entre otros, tendrían que ser gravados.


De acuerdo con las estimaciones del mercado inmobiliario, aquellas edificaciones que están cercanas a las obras públicas así como a zonas comerciales se revalorizan con el tiempo.

En el plan de desarrollo, los miembros del Ejecutivo Nacional no definen cómo sería el mecanismo de implementación ni las tasas que se aplicarían, dado que se tendría tiempo para poder ejecutar la propuesta.

El reordenamiento también establece que la ociosidad será pechada. En los lineamientos se indica que las instalaciones y equipos productivos sin uso por causas no justificadas tendrán que cancelar impuestos.

El programa agrega que la tenencia de bienes suntuarios así como el uso de servicios suntuarios, también serán gravados. Ello en parte se contempla en la propuesta de impuesto al consumo selectivo, que se encuentra en la Vicepresidencia. En ese proyecto, los productos que tienen una sobretasa del IVA (naves, aeronaves, carros de lujo, joyas, caviar, entre otros) formarían parte del tributo.

En esa materia ya el Ejecutivo nacional tiene avances, dado que está por autorizar el ajuste a las tasas de los impuestos a los cigarrillos y los licores.

Estructura
La reforma de la Ley de Impuesto sobre la Renta, que está prevista en la Habilitante, fue incluida en el plan de desarrollo económico que se efectuará en los próximos siete años.

En los lineamientos se indica que la intención es fijar la progresividad, lo que implica que los que ganan más tendrán que cancelar más impuestos.

Junto a los cambios en el ISLR, se prevé la disminución y reordenamiento del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Los voceros gubernamentales ya han manifestado que se tiene la intención de que poco a poco la alícuota de ese tributo disminuya por lo considerarlo regresivo. El Ejecutivo nacional este año redujo en cinco puntos la tasa del tributo y aumentó las exenciones.

Fuente: http://noticias.eluniversal.com/2007/10/05/eco_art_inmuebles-cercanos-a_510038.shtml