Cargando

America.gov

Washington - Los derechos de propiedad intelectual se verían fortalecidos por una alianza de socios comerciales "primera en su clase", el Acuerdo Comercial contra la Falsificación (ACTA), firmado por ocho países en Tokio el 1 de octubre.

Todas las 11 partes negociadoras del ACTA asistieron a la ceremonia de firma. Los representantes de Australia, Canadá, Japón, Corea del Sur, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y Estados Unidos firmaron el acuerdo; Los representantes de la Unión Europea, México y Suiza asistieron y confirmaron su apoyo continuado al pacto mientras completan sus procedimientos internos para poder firmarlo, según indicó la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR).

"El [acuerdo] ACTA proporciona una plataforma para que la administración Obama coopere en su trabajo con otros gobiernos por el avance de la lucha contra la falsificación y la piratería intelectual", declaró el representante de Comercio de Estados Unidos Ron Kirk.

Entre otras provisiones, el ACTA:

. Exigiría que las autoridades de aplicación de la ley en las fronteras tengan capacidad para actuar por su propia iniciativa contra importadores y exportadores de productos falsificados y pirateados.

. Exigiría que las autoridades de aplicación de la ley penal tengan capacidad para actuar por su propia iniciativa en casos de piratería y falsificación, en lugar de esperar a que se presente una reclamación.

. Aclararía en mayor medida los requisitos internacionales para que haya penas aplicables disponibles cuando la piratería o la falsificación se lleven a cabo para obtener ventajas comerciales.

. Exigiría remedios penales contra la importación o uso de etiquetas o paquetes para productos falsificados para que los falsificadores no puedan escapar a las penas al enviar etiquetas o paquetes separadamente de los productos a los que se destinan.

El ACTA también será el primer acuerdo en su clase según una hoja informativa de la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, "que incluya un compromiso con fuerza de ley que considere la lacra de la piratería en las redes digitales, y  lo haga de manera que respete valores fundamentales, como la libertad de expresión, el proceso justo y la privacidad".

"Cuando entre en vigor con todos sus participantes, el ACTA formalizará los cimientos legales de la primera alianza de este tipo entre socios comerciales, lo que representa más de la mitad del comercio mundial", declararon las partes negociadoras en un comunicado a la prensa.

El ACTA se abrió a la firma el 1 de mayo de 2011. Japón es el depositario del acuerdo. Las partes que no han firmado todavía pueden presentar sus signaturas a Japón. Para los que ya son signatarios, el paso siguiente es depositar los instrumentos de ratificación, aceptación o aprobación. El acuerdo cobrará fuerza legal una vez que se haya depositados seis de estos instrumentos.