Dra. Juditas Delany Torrealba

Abogada Administrativista, Doctora en Ciencias del Derecho UCV. Pedagogo. Postdoctora en Investigación. Jurista Binacional (Colombia-Venezuela).

Preámbulo

Hace algunos años, específicamente por el año 2011, haciendo mi doctorado en Ciencias del Derecho en la Universidad Central de Venezuela, presente como tema novedoso, la creación de una nueva rama jurídica en el Derecho denominada "Derecho de Excepción". Realmente la idea surgió como una revelación la cual vino durante la noche de navidad del año 2009, en la cual encontrándome pensando que iba a ser con mis casi 4 años de investigación doctoral y que tema podía presentar como proyecto de Tesis Doctoral teniendo en el haber que mi tesis de especialización en Derecho Administrativo había sido sobre "Los Estados de Excepción en Venezuela", vino a mi cabeza, la idea de tener que destronar la teoría, de que los Estados de Excepción eran parte del Derecho Constitucional y que dependían directamente de la Constitución y así tomando como referencia la Teoría Trialista de Werner Goldsmith y algunos argumentos de Miguelangel Ciuro Caldani, sobre que postulados habían generado la fragmentación del derecho ambiental como parte del derecho administrativo inicialmente, al tener visos de Derecho Público y Privado; es que me atreví a idear en que si debía de existir un Derecho de Excepción fragmentado del derecho constitucional porque habrían tiempos álgidos que vendrían a la humanidad y que conllevarían a que el Derecho debería de cambiar ante lo que se avecinaba.

De esa idea abrumadora y algo original, propia de un libro de Stephen King, construí el contenido de mi tesis doctoral, la cual bajo la presencia de jurados de conocida trayectoria como el Profesor Raúl Arrieta Cuevas, Ricardo Combellas, Oswaldo Hevia, Arturo Sosa Abascal S.J. hace aproximadamente 9 años específicamente el 31 de marzo del año 2011, defendí mi tesis doctoral, que denomine: "LA CONSTRUCCIÓN DEL DERECHO DE EXCEPCIÓN COMO NUEVA RAMA JURIDICA". Obteniendo aparte de un "APROBADO" la singular mención de ser: "INNOVADORA" y de la cual después habiendo transcurrido los años publique un libro.

Análisis Jurídico

Sin embargo dejando de lado, la vivencia académica, el mundo en su totalidad se encuentra paralizado ante un ser que mide entre 120 y 160 nm de diámetro y realmente no solo está causando pérdidas humanas, sino por el contrario ha generado un caos social, político y económico entre los diversos Estados quienes observan que muchas de sus medidas han sido infructuosas para evitar su propagación, manteniéndonos a la expectativa sobre como terminara esta historia de horror, considerada por muchos mandatarios como algo peor que el Holocausto, acontecido durante la II Guerra Mundial.

Es ante este escenario, donde jurídicamente se observan medidas de todo tipo no solo inclinadas hacia la limitación a la libertad de tránsito, sino al Derecho al Trabajo, en las cuales el sistema económico y productivo de los Estados, se ha visto alterado. Pero habría que preguntarse ¿El Derecho como ciencia está preparado para adaptar sus normas a este nuevo contexto?. Todos los días se observa con detenimiento como los países a nivel político han iniciado la emisiones de decretos todos de estados de Excepción denominados según su tipo de acuerdo al país como: Alarma, Emergencia, Catástrofe o cualquier otro nombre que se le quiera dar, y ¿Realmente estas medidas apresuradas sin tener previsiones y siendo propias de una película apocalíptica se enmarcan en el Derecho Tradicional?.

De acuerdo con el proyecto de Ley del Estatuto que se aprobó ayer en primera discusión, artículo 22 ([1] leer el final), la Asamblea Nacional está dejando abierta la posibilidad de que permanezcan en el TSJ magistrados designados antes del 2015 y si sacan las cuentas detectaran que en esas circunstancias magistrados chavistas conservarán la mayoría en todas las Salas.

El simple hecho de dejar la posibilidad abierta es, a mi juicio, una ingenuidad para decirlo con palabras bonitas. El chavismo debe ser disminuido. Pueden incorporarse a la lucha política y social porque son una fuerza que no se debe desconocer, pero en la justa proporción. Son minoría y su participación debe ser minoritaria. Si se les ratifica, conservarán la mayoría para seguir obstaculizando lo que se pretenda hacer.
La Asamblea Nacional es legítima y los miembros del tribunal en el exilio también lo somos porque fuimos nombrados siguiendo los procedimientos legales.
Es un error decir que el único poder legítimo en Venezuela es la Asamblea Nacional pero ellos, aprovechándose de esa afirmación, a pesar de haber errado una y otra vez en sus acciones, se sienten con el derecho de recomponer el TSJ ignorando total o parcialmente nuestra designación.
Hasta en último momento, cuando el antejuicio, la decisión que tomarían era desconocermos como tribunal y echar al traste todos los esfuerzos que estábamos haciendo, dejándonos mal con el congreso de Colombia que nos prestó su espacio, con el grupo de Lima con el que tenemos permanente contacto, con Almagro que está de la mano con Miguel Ángel Martin, nuestro presidente del TSJ en el exilio y, en fin, habría sido demostrarle al mundo que no nos poníamos de acuerdo. Gracias a la opinión pública (redes sociales) ya que tenían las encuestas muy bajas, no les quedó más remedio.
A todas esas personas que les nombré súmele el compromiso personal de Jair Bolsonaro que se reunió con Miguel Ángel y le ofreció toda la colaboración de su gobierno gracias también a la intervención de unos jóvenes del movimiento Rumbo libertad Roderick Navarro y Eduardo Bittar.
Miguel Ángel ha hablado también muchas veces con el Departamento de Estado norteamericano. No crean en el pueblo venezolano que lo que se está logrando con USA, con Brasil, con Colombia, con Chile, ha sido por algunas actuaciones tímidas que han hecho algunos diputados venezolanos.
Lo que pasa es que nosotros no lo hemos estado pregonando porque, al contrario de los políticos, más que nuestra figuración, buscamos la verdadera solución.
Idelfonso Ifil
Magistrado de la Sala Electoral del TSJ en el Exilio.
Idelfonso Ifill
Magistrado de la Sala Electoral del TSJ en el Exilio(1)
"Legitimación del Tribunal Supremo de Justicia Artículo 22. A los fines del presente Estatuto se reputan como Magistrados legítimos los designados por esta Asamblea Nacional de conformidad con la Constitución y con la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, en sesión de fecha 21 de julio de 2017.

La Asamblea Nacional efectuará el trámite de designación o ratificación del resto de los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia que hayan sido designados en legislaturas anteriores a la Legislatura 2016-2021.
Una vez designados todos los Magistrados y provistas todas las magistraturas vacantes, los mismos deberán incorporarse al máximo órgano jurisdiccional de la República Bolivariana de Venezuela de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia."